Aseguradoras mexicanas: impunidad y enriquecimiento

Las quejas en contra del incumplimiento de pago de las aseguradoras van en aumento; en el año 2007 se realizaron 40,440 acciones en contra de las aseguradoras, para el año 2013 el número de acciones fue de 61, 192, un crecimiento del 51% en 6 años. La falta de apoyo de las instituciones que regulan al sector de las aseguradoras permite que estos casos se queden sin resolución para el cliente; sin embargo existen defensores del asegurado: en una entrevista con Carlos Figueroa de Lex & Co, abogado de la firma experta en materia de seguros, explica las formas de actuar de las aseguradoras para no cumplir con sus pagos.

La Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) reveló que en 2013 la emisión de primas de seguros obtuvo ingresos de más de 320 mil millones de pesos, mientras que el pago por siniestros solo fue de 152 mil millones, esto se debe a que las aseguradoras suelen buscar formas para deslindarse o negociar los pagos de sus obligaciones; como indica el abogado Carlos Figueroa de Lex&Co en la entrevista, estas formas van desde “letras pequeñas” en los contratos hasta largos procesos de pago o conciliación, que acaben aburriendo o desesperando al usuario, quien puede renunciar a su pago por la falta de recursos para solventar un juicio.

Las quejas más comunes en contra de las aseguradoras son:

  • Incumplimiento de contrato

El 32% de las quejas hacia las aseguradoras se realizan por el incumplimiento de contrato por parte de la institución. De estas quejas, solo el 21% es resuelta a favor del usuario pues las aseguradoras suelen llevar el proceso a través de una fiscalía, por lo que puede tardar varios años en resolverse; solicitar la ayuda de la Condusef puede ser muy poco útil, pues dicha institución es mediadora y busca la conciliación, sin ejercer ningún tipo de autoridad.

  • Cargos de las aseguradoras sin haber contratado una póliza

El 20% de las quejas corresponde a los cargos recurrentes por seguros que no fueron contratados por el cliente; además del cargo a la tarjeta de crédito o débito del usuario, la cancelación de la póliza no contratada suele ser un proceso extremadamente largo y complicado, que suele solucionarse hasta que intervienen las autoridades, por lo que el usuario debe seguir pagando por un seguro que no contrató.

  • Negativa a cancelar contratos anticipadamente

7% de las quejas corresponde a la negativa de las aseguradoras a cancelar un contrato de forma anticipada, aún habiendo una cláusula dentro de la póliza.

  • Pago inferior al pactado en el contrato

6% de los usuarios se han quejado porque el monto de la indeminzación es inferior al pactado en el contrato y otro 6% de usuarios se queja por la negativa de la aseguradora por reparar el bien afectado o por el monto asignado para la reparación, ya que suele no cubrir los gastos.

El sector asegurador en México se aprovecha de la debilidad de las instituciones que lo regulan; la CNSF so suele rebasar los 100, 000 dólares en multas a todo el sector, a pesar de lo severo de sus faltas, por lo que se sienten respaldadas, impunes y con el poder para hacer esperar al usuario, quien debe correr con los gastos generados por el siniestro, la fiscalía por la que se lleve el proceso, el abogado para el juicio y los pagos mensuales que deben seguir haciéndose a la aseguradora. Por ello, si somos víctima de alguna de las actividades siniestras de la aseguradora, es importante acudir con expertos en materia de seguros para que se resuelva más rápido el conflicto y obtengamos la indemnización justa para nuestro caso.

 

 

Un pensamiento en “Aseguradoras mexicanas: impunidad y enriquecimiento

  1. Estimada Srita. González,
    Existe un órgano regulador para las quejas de los usuarios de servicios financieros, incluyendo compañías de seguros: CONDUSEF
    Existe otro para las quejas en contra de los agentes de seguros: CNSF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *