Caso Elba Esther Gordillo

El pasado 27 de febrero el titular de la PGR, Jesús Murillo Karam dio a conocer que la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo fue detenido por elementos policiales federales quienes ejecutaban la orden de aprehensión emitida por un juez federal.

Murillo Karam explicó que el 23 de febrero se ejerció la acción penal contra la dirigente magisterial y el 24 se obtuvo la orden por parte del Juzgado Sexto del Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal y se le aprehendió el 27 de febrero en el aeropuerto de Toluca.

La operación contra Gordillo se derivó de una denuncia interpuesta por la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tras detectar movimientos inusuales en las cuentas del SNTE. A Gordillo se le acusa de malversación de fondos del sindicato de educacion  para adquirir bienes propios y cubrir gastos privados.

Murillo explicó que en este caso se utilizaron los recursos de los trabajadores al servicio de la educación de forma ilegal pues fueron desviados de su objetivo, beneficiando a varias personas, entre ellas a Gordillo y su séquito. En la aprehensión de la líder magisterial se detuvieron a 3 personas que la acompañaban y se seguirá investigando hasta encontrar a las otras personas implicadas en el caso.

El titular de la PGR mencionó que entre marzo de 2990 y enero de 2012 una persona identificada como Nora Guadalupe Ugarte efectúo 22 transferencias a la compañía Neiman Marcus, una cadena de tiendas de lujo estadounidense, por un monto de 2 millones 100 mil dólares equivalentes a 127 millones 267 mil pesos. Por otra parte, se realizaron transferencias internacionales a la misma cadena de tiendas por parte de Isaías Gallardo Chávez por la cantidad de 900 mil dólares equivalentes a 12 millones 255 mil pesos que se utilizaron para pagar la tarjeta a nombre de Elba Esther Gordillo.

Murillo Karam además mencionó que el dinero de los trabajadores del SNTE se ocupó para pagar una tarjeta de crédito de Neiman Marcus por una cuenta mayor a los tres millones de dólares, es decir unos 40 millones de pesos.

Igualmente se encontraron una serie de depósitos de casi dos millones de dólares en transferencias bancarias a suiza y Liechtenstein a nombre de la persona moral “Comercializadora TTS de México” de la cual la hoy finada madre de Gordillo poseía el 99% de las acciones. Murillo Karam explicó que se utilizó el nombre de esta persona moral para adquirir propiedades como dos casas en la Isla de Coronado en San Diego California entre otras.

De enero de 2010 a 2011 se efectuaron 42 transferencias bancarias internacionales a Ademex, empresa dedicada a la venta de aeronaves ejecutivas, por parte de Nora Guadalupe Ugarte por dos millones 682 mil 365 dólares o 34 millones 540 mil pesos. Isaías Gallardo por su parte depositó 688 mil dólares o nueve millones de pesos. Destaca que Ademex a pesar de ser compañía mexicana recibió las transferencias en el extranjero, provenientes de 80 cuentas del SNTE con los que se pagaron pilotos, refacciones de avión, mantenimiento y pago de hangares de una cuenta de avión utilizada personalmente por Elba Esther Gordillo.

La persona Ugarte Ramírez realizó 4 transferencias por 17 mil 263 dólares para el pago de clínicas relacionadas con cirugía plástica, hospitales en California, Estados Unidos, dichas transferencias fueron realizadas con referencia específica a Elba Gordillo.

En el periodo de 2009 a 2011, Gordillo refirió ante el fisco había tenido ingresos por 1 millón 100 pesos, cantidades muy inferiores a las señaladas, la investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera detectó una operación inusual por 2 millones 600 mil pesos realizada por Nora Guadalupe Ugarte Ramírez. Al analizar esta operación se evidenciaron otras más dentro del sistema financiero por una cantidad superior a los 2 mil millones de pesos.

Con esto se detectó que los ingresos provenían de por lo menos dos cuentas bancarias pertenecientes al SNTE por lo que la Unidad de Inteligencia amplió la investigación para comprobar las cuentas de Elba Esther Gordillo del banco Santander de México.

Ninguna de las personas físicas involucradas en las transferencias bancarias estaba autorizado legalmente a manejar los recursos del sindicato, además de que utilizaron estas cuentas para asuntos ajenos a los objetivos del gremio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *