Chatarra o alimentos, ¿Qué comemos más los mexicanos?

Escrito por: Mariel Hernández Maldonado

Parece de entrada una pregunta ilógica, ¿Cómo estaríamos alimentándonos con comida chatarra todo el tiempo? Algunos podríamos pensar que no está en tela de juicio si son más importantes las chatarras o los alimentos saludables, pero al comparar las suposiciones con la realidad, el chasco puede ser mayor de lo que imaginamos.

A últimas fechas el precio de la harina de maíz, la tortilla y las tostadas elevó su precio al grado que en algunos lugares el kilo de tortilla ha alcanzado los 24 pesos, precios que incomodan pero se pagan; contrario a los que ha sucedido con el aumento de un 10% al precio de los refrescos, pues las personas se han declarado abiertamente en contra de esta medida. Los refrescos son los culpables de la epidemia de obesidad y diabetes que se expande por el país como la dinamita, pues muchísimas familias prefieren comprar un litro de refresco para comer e incluso para desayunar que comprar un litro de agua sin importar que pueda ser más barata.

Alimentos como el frijol y la tortilla, por increíble que parezca han ido decayendo pues hoy en día la población se inclina más hacia el consumo de productos súper procesados como sopas instantáneas, panes altamente endulzados y por supuesto bebidas azucaradas y carbonatadas que son una gran amenaza principalmente para la infancia del país, pues a pesar de que la combinación de frijol y tortilla crean una excelente defensa para el sistema inmune, las personas priorizan el consumo de la comida chatarra o instantánea.

En cuanto a los refrescos, se ha comprobado a través de diferentes estudios el impacto que el alza en los precios ha tenido en la población, pues se ha logrado que el consumo baje en un 6 por ciento alcanzando hasta un 9 por ciento en diferentes regiones del país, lo que por supuesto es un avance en materia de salud considerando que una bebida azucarada puede llegar a aportar hasta el 80 por ciento del requerimiento de azúcar diario.

No es un secreto que últimamente las grandes compañías refresqueras han tenido malos ratos en diferentes países de Europa pues los gobiernos por fin han notado el gran daño que tienen estas bebidas en el cuerpo cuando se consumen irresponsablemente, lo cual en parte tiene que ver con el etiquetado que se hace en dichos productos, pues muy pocos informan a la población lo que realmente están consumiendo.

Tener una dieta saludable está al alcance de todos si consideramos que ciertos productos procesados como los enlatados, las bebidas carbonatadas, las frituras y los jugos infantiles son alimentos que deben ser consumidos esporádicamente, no en una base diaria, como desdichadamente lo hacen muchas familias mexicanas.

Un pensamiento en “Chatarra o alimentos, ¿Qué comemos más los mexicanos?

  1. La Cofepris en lugar de andar regularizando las clínicas estéticas, debería de ponerse más al corriente en los temas de salud y alimentación pública. Deberían priorizar la difusión de campañas informativas o de acción para que la población sepa qué es lo que se está llevando a la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *