Co fundador de Apple se encuentra preocupado por la nube de internet

Desde hace tiempo se ha venido proponiendo para las nuevas tecnologías una “nube” de internet, que es una especie de mega almacenador virtual de información de internet, a donde podemos subir y guardar nuestros documentos en un lugar de donde siempre podremos consultarlos.

Steve Wonzak, quien fuera compañero de Steve Jobs, cofundador de Apple desde hace30 años, considera a la nube como el primero de miles de problemas que sufrirán los internautas con esta nueva modalidad de almacenamiento y obtención de documentos por internet. Este técnico en computación, con 62 años, después de haber presenciado la primera versión del monólogo de Daisey, ha empezado a pensar seriamente en las implicaciones de la nube.

Asegura que le preocupa de sobremanera este nuevo método y que prevé serios problemas durante los próximos cinco años, ya que a su decir, con la nube, nada le pertenece a nadie, ya que al tener nuestros datos guardados en un súper almacén no material en manos de personas que en realidad no sabemos quiénes son, pueden disponer de nuestros datos e información, haciéndolos públicos y compartiendo cosas que ni siquiera nosotros sabíamos que podríamos compartir.

En la sala de prensa en la que Wonzak parecía desvivirse por el virtual riesgo que representa la nube de internet, varias personas lo cuestionaron acerca de su opinión de las condiciones de trabajo que con la nube se ha hecho llegar a los trabajadores de China, a lo que respondió asegurando en primer lugar que con el advenimiento de la explosión económica del gigante asiático, las condiciones laborales mejorarán para sus empleados, dándoles mejores oportunidades, así como también consideró que quienes consumimos los servicios de la nube así como de las tecnologías, tenemos una voz que de hacerla resonar, podemos hacer llegar donaciones a las personas que se encuentran en situaciones precarias en China.

A esto hubieron diferentes respuestas a las que no contestó Wonzak por falta de tiempo, sin embargo considera importante tener en cuenta los posibles riesgos de consumir y propiciar el crecimiento de este gran almacenamiento virtual, ya que muchas páginas, al tener nuestra información se convierte en suya, sin nosotros si quiera sospecharlo, páginas como Facebook, al momento de subir una foto, un pensamiento o un escrito, es automáticamente de su posesión, haciendo todo esto bajo la capa de la ley ya que en los contratos que nos ofrecen al principio cuando intentamos abrir una nueva página, rara vez es leído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *