¿Cómo elegir el financiamiento adecuado para tu negocio?

Las empresas a traviesan constantemente retos para asegurar su posición en el mercado, uno de ellos es el crecimiento del negocio, el cual muchas veces es retrasado por la falta de capital para su expansión y es que aunque se tengan muy bien analizadas las áreas en las que se requiere inversión si no se cuenta con los préstamos empresariales adecuados difícilmente se podrá llevar a cabo.

A continuación te daremos algunas recomendaciones para financiar la implementación, recuerda que el punto clave para todo es que sin importar el tipo de financiamiento que elijas ya sea empeño de autos o un crédito bancario, éste debe alinearse con la resolución de tu problema y no causar más.

Cuando consideres que tienes que comenzar a buscar la forma de financiar tu empresa primero debes de realizarte dos preguntas básicas que te ayudarán a ver si estás en el momento adecuado y qué es exactamente lo que necesitas.
La primera pregunta es si tienes la información suficiente para asegurarte de las medidas que estás por tomar y si éstas tendrán el efecto que estás esperando para el negocio. La segunda pregunta tiene que ver con el plazo en el que esperas que ocurran tus planes.

Si en alguna de estas dos preguntas tu respuesta es incierta porque no sabes si los resultados que obtendrás son positivos o desconoces el tiempo que tomará entonces deberás tener más cuidado al momento de elegir el financiamiento adecuado y seleccionar una opción que sea más flexible con base en tus necesidades reales, de lo contrario correrías graves riesgos de no cumplir con las metas y plazos adecuados y terminar perjudicando a tu negocio.

Si aún tienes dudas de cuándo es el momento correcto puedes seguir estas recomendaciones:
Solicita un financiamiento si tienes un plan de inversión concreto, si tu planificación es clara para hacer la devolución de ese dinero, si tienes la capacidad de hacer frente a temporadas de alta demanda en tu giro y si podrás sacar un rendimiento mayor al financiamiento que a su costo.

No deberías solicitar un préstamo para tu negocio si es para solventar tus finanzas personales, si sólo lo deseas para tener más capital sin saber cómo invertirlo, si tienes que cubrir deudas pendientes, sólo estarías incrementándolas más y si el financiamiento es más caro que el mismo beneficios que puede generar.

Con estas recomendaciones puedes evaluar si es el momento adecuado de pedir un préstamo o es mejor analizar otras opciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *