Enfermos de cáncer reciben agua en vez de quimioterapia

El uso de medicamentos clonados para el tratamiento de enfermedades no es una situación novedosa, pero sí desagradable, ya que además de considerarse una negligencia médica, es un atentado en contra de la salud de los pacientes.

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares recientemente dio a conocer que, bajo el gobierno de Javier Duarte, a enfermos con cáncer de la entidad se les suministraba agua destilada en vez de los medicamentos indicados como quimioterapia para que pudieran curarse de la enfermedad.

El funcionario federal solicitó la intervención de la Cofepris para que se realizaran las investigaciones pertinentes, que revelaron que dicho compuesto se suministraba a pacientes enfermos de cáncer. El gobernador informó que el secretario estatal de salud, Arturo Irán Suárez Villa, interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) a las 23:20 horas del pasado jueves contra Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador del estado y Javier Duarte de Ochoa ex gobernador y prófugo de la justicia, ya que se les señala como los responsables de la compra de medicamentos apócrifos para el tratamiento de pacientes con cáncer.

Leer más artículos sobre Salud

Además de los ex gobernadores se ha incluido a los secretarios de Salud de ambos gobiernos, así como a los directores administrativos de la dependencia en un periodo de 12 años, para que se investigue la adquisición de fármacos clonados. Las autoridades deben ejercer todo el rigor de la ley para que respondan ante la justicia los responsables de esos hechos.

El próximo lunes 23 de enero se dará a conocer un nuevo lote de medicamentos que se planeaba suministrar a pacientes con cáncer, bajo la dirección del secretario de Salud federal, José Narro Robles.

Además de la compra de medicamentos apócrifos, una brigada de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) analiza las pruebas de VIH en Veracruz. En esta investigación, se revisarán los inventarios de productos farmacéuticos, para identificar si hay caducos o irregulares, y deslindar responsabilidades de otros servidores públicos e integrantes de la industria farmacéutica, que pudieran estar involucrados.

Por su parte, la juez de control del Poder Judicial del estado, Verónica Portillo Suazo, dictó la prisión preventiva contra Leonel Bustos Solís, ex director del Régimen Estatal de Protección en Salud durante los gobiernos de Herrera Beltrán y Duarte de Ochoa, por el presunto desvío de 2,300 millones de pesos; además el ex funcionario acusado de abuso de autoridad, tráfico de influencias e incumplimiento de un deber legal por transferir el monto citado que provenía del Seguro Popular, hacia las cuentas del gobierno del estado. Estos delitos acumulan una pena de 35 años de cárcel.

Además, la FGE solicitó el embargo precautorio de las propiedades de Bustos Solís e intervenir cuatro cuentas bancarias, que en conjunto suman 20 millones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *