Tubos galvanizados, reforzando a la industria

La principal ventaja de contar con tubería galvanizada es que se inhibe el envejecimiento del material, es decir, del acero. Los tubos galvanizados son tubos de acero recubiertos de zinc, material ideal para su implementación en construcciones o instalaciones del subsuelo, o pertenecientes a las zonas industriales aéreas, o a las instalaciones científicas, etcétera.

El proceso de galvanización es el mismo por el que la lámina desplegada es sometida, y otros materiales de instalación que se asocian al acero, pues la funcionalidad del galvanizado es proteger la superficie del metal.
Ventajas de utilizar tubos de acero galvanizado:
  • La duración del acero galvanizado es alta.
  • Son las tuberías más utilizadas, por lo que son muy accesibles. En cualquier lugar.
  • Sus costos son variables, pero económicos, de acuerdo a la marca que los elabora.
  • Adquirir herramientas y accesorios que complementen al acero galvanizado es fácil e igual de accesible.
  • El ensamble con otros materiales es sencillo.
  • Existen distintos estilos de fabricación del material, en largo, tamaño y espesor.
  • Es un material reciclable.
  • No contamina el medio ambiente, ni el agua que circula en su interior, sea ésta potable o no.
Sobre esta última ventaja, queremos destacar la relevancia que, cada vez más está teniendo la sostenibilidad de los materiales, por lo que esta ventaja debería ser una de los pilares por la cual se está eligiendo este material, sobre otros.
Instalaciones que son favorecidas con los tubos galvanizados:
  • Tuberías subterráneas.
  • Soportes en rejas, mallas y cercados.
  • Invernaderos.
  • Portones.
  • Jaulas.
  • Edificios.
A la vista, los tubos galvanizados son ligeramente más oscuros, debido al tono de color que suma el zinc. Cabe señalar que el galvanizado al material no protege directamente al acero, pero sí lo hace la cobertura de zinc, la cual también refrena la descomposición, desgaste y debilitamiento del material.
La fabricación de la tubería galvanizada se produce en dos fases:
  1. Tras la selección de la materia prima de la tubería.
  2. La tubería es galvanizada con zinc fundido a 454 grados celsius, lo que permite que el zinc se adhiera al acero.
El resultado final consta de tuberías de acero con un revestimiento de zinc que impide que el acero se deteriore debido a cualquier  reacción electroquímica, es decir, que se oxiden debido al contacto del material con la atmósfera, altas temperaturas, sustancias acuosas, etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *